Archive for the ‘Onanismo verbal’ Category

Conducta irresponsable

Jueves, 12 octubre 2006

…Y gracias, Dios mío, por esos fantásticos exámenes que los alumnos de quinto de primaria y tercero de secundaria han sido mandados a realizar, pues mantienen ocupados a según qué profesores y originan diversos y caóticos cambios de aulas, resultando en la perfecta despedida antes de este puente tan excelente que nos espera.

(Eduardo, no pensando, de forma totalmente irresponsable, en su futuro.)

Anuncios

Quiero creer

Martes, 03 octubre 2006

Dado que son éstas las primeras semanas del curso, resulta inevitable que muchos de los contenidos del blog en estos días tengan que ver con las clases. No se preocupen: pronto renegaré absolutamente de todo lo que tenga que ver con tal lugar tan pronto salga por su puerta, pero de momento quedan aún vestigios de la ilusión inicial.

A lo que iba: chiste gráfico del día (¿demasiado hiriente/friki para usarlo como ejercicio de Lengua?). Ya llevamos un par de clases de Cultura Religiosa (alternativa a Religión), y sólo puedo repetir sin cesar esto:

I want to believe

¡Por favor…!

(Me explayaría, pero creo que se entiende el concepto: vaya un peñazo.)

Falto de inspiración

Lunes, 02 octubre 2006

La vida, el día a día están llenos de pequeños detalles llenos de comicidad. Los más sórdidos aspectos de nuestra existencia están llenos de humor negro; la más estúpida situación en la que una chica flanqueada por sus dos fornidos amigos con derecho a roce te deja en ridículo entraña en sí misma cierto macabro sentido del humor. Carencia de amor propio; reírse de uno mismo. “Dios mío, estoy tan mal que tiene gracia.”

Entonces ¿por qué narices no se me ocurre ni una puñetera idea para la tira cómica que tengo que dibujar para Lengua para mañana?

Cruel mundo real. ¡Devuélvanme mis piruletas!

Miércoles, 20 septiembre 2006

Tengo las gónadas a la altura de la garganta.

Que sí, que estoy acojonao. Primer día de clase y cuarto se plantea como un holocausto a tamaño reducido que nos introduce (aun así, con vaselina) en el aún mayor holocausto del bachillerato, la universidad y lo que se tercie después.

La primera hora ha estado ocupada por una clase de Matemáticas particularmente agradable en la que hemos hecho un examen inicial que me ha dejado a la altura del betún. Ética se presenta como uno de los mayores coñazos que ha conocido jamás la humanidad. El recreo no ha tenido nada de especial.

Eso sí, Biología y Geología va a ser una clase absolutamente lisérgica. Nueve personas. Laboratorio. Actividades fuera de clase. Excursiones al quinto carajo a mirar piedras y bichos. Si sale bien, esa asignatura en ese curso quedará grabada en mi mente por los siglos de los siglos.

Inglés parece que va a ser entretenida. Lengua será, se ve, durilla. Educación Física…, bueno, como siempre. Mañana veremos qué nos deparan, como asignaturas inéditas en el día de hoy, Física y Química, Métodos de la Ciencia y Ciencias Sociales (que este año es sólo Historia), y yo vendré aquí a vengarme del cruel mundo. Seguiremos informando.

Volver

Lunes, 18 septiembre 2006

Son las once de la noche. Voy a acostarme.

(Este post está dedicado a todos aquellos habitantes del sistema educativo español que vayan a comenzar mañana las clases.)

Odio a los lepidópteros

Domingo, 17 septiembre 2006

Necesito urgentemente un rifle del quince.

Yo no es que no ame la fauna que puebla nuestra bella provincia. Pero, dentro de tan bella provincia, concretamente la fauna que puebla mi habitación, universo paralelo instalado en la comarca, me resulta especialmente repulsiva. Hablamos de bichos. Estos son particularmente asquerosos.

A altas horas de la noche empiezan a entrar los más grandes, si bien muchos otros estaban asentados en paredes y techo desde varios días atrás. Estos visitantes revolotean alrededor de la lámpara; llegan incluso a (intentar) posarse en mi propio cuerpo, cosa que no permito a seres que no lleven sujetador.

Siendo lo anteriormente narrado una sencillamente repulsiva descripción que sólo sirve para descargar con mis inocentes lectores mi frustración, viene ahora, como contrapunto, el toque tragicómico, que viene de la mano de mis intentos de espantar a estos personajes.

En un principio bastaría con distribuir generosamente insecticida por la habitación, antes de abrir la ventana. Pues ¡no!, tal cosa no sirve para mis huéspedes, pues, a pesar de que el insecticida se anuncia del siguiente modo:

Eficaz incluso con moscas resistentes

y luego dice que elimina eficazmente moscas, mosquitos, avispas, polillas y otros insectos voladores, mis compañeros de habitación son, definitivamente, una especie endémica que sólo puede encontrarse entre estas cuatro paredes y que, por tanto, no entra dentro del catálogo de insectos que el insecticida puede eliminar.

De modo que uno recurre a la violencia, que hasta ese momento había dejado en manos del Insecticida; viendo que no funciona, decido tomarme la justicia por mi cuenta. Ayer pisoteé una polilla enorme y disfruté viendo cómo se retorcía bajo el peso de mi zapatilla de andar por casa; fue cruel pero me vengué de todo lepidóptero descargando mi ira contra aquel individuo.

Ahora que lo pienso, no sé qué interes puede tener este post para el lector casual. Bueno, corretear o huir, alternativamente, detrás de/delante de escasos gramos de materia orgánica es absurdo. Una escena interesante para una película de escaso argumento. Puro humor inglés.

Últimos instantes

Sábado, 16 septiembre 2006

Sentimos profundamente estos dos días sin posts. Estoy aprovechando, en un intento desesperado por convencerme de que el otoño aún no ha llegado, los últimos días que me quedan de vacaciones (entro un triste martes, 19 de septiembre); ya saben: playa, lujuria y abuso de psicotrópicos. Volveremos con ustedes muy pronto: la alegría no puede ya durar mucho más.

¿Es que nadie va a pensar en los niños?

Domingo, 03 septiembre 2006

Ahora mismo estoy escuchando por mi ventana abierta (hace un calor interesante) a una señora cantando algo que parece flamenco. Por la orientación, diría que se trata de las fiestas de un pueblo vecino. Si no fuera porque los habitantes de ese pueblo comparten por estos días conmigo la indecencia horaria, ahora mismo estaría profundamente contrariado intentando conciliar el sueño en mi cama y deseando la más desagradable de las muertes a, por lo menos, todas y cada una de las personas que compongan su excelentísimo ayuntamiento.

PD: En realidad no se oye tanto. Lo que pasa es que la semana que viene empiezan las fiestas del mío, y me pillan bastante más cerca, y me estoy temiendo lo peor. Pero ¡piensen en los niños pequeños que quieren dormir alrededor del recinto ferial en estos momentos! ¿Es que nadie va a pensar en los niños?

El regreso tras la vagancia veraniega

Viernes, 01 septiembre 2006

Como los más sagaces (y los que no también: es evidente) habréis deducido ya de mi ritmo de publicación de posts en estos últimos días, He Vuelto. Y hoy es uno de septiembre. Técnicamente no quiere decir nada: sigue haciendo un calor de narices, el llevar camiseta sigue siendo un hábito olvidado y, en general, aún es verano, pero el simple hecho de haber entrado en el mes S cae como un ladrillo sobre nuestras respectivas columnas vertebrales, haciéndonos reincorporarnos a la rutina con un dolor de espalda bastante insatisfactorio.

Y hoy considero que es, ni más ni menos, la fecha justa para resumir en qué ha consistido mi vida durante este verano. Porque cualquier salida que haga a partir del uno de septiembre será considerada como escapada de la rutina, aunque aún queden veinte días para que se acaben las vacaciones, consideremos que ya se pueden mirar los dos últimos meses con cierta perspectiva.

El Edu’s World Tour ’06, repartido entre los países de España y…, España (pero aún así lo del World queda solemne), ha contado con los siguientes destinos:

  • Gibraltar. Antes de que me fuera concedido el Permiso de Vagancia (también conocido como las Vacaciones) ya tuve un día ciertamente “«Haz lo que quieras» será toda la ley” en el que también hacía un calor inequívocamente veraniego. Véanse las fotos perpetradas allí.
  • Port Aventura. Viaje inaugural de las vacaciones: tres días que ya fueron brevemente comentados por estos lares y más extensamente reseñados a través de las fotos subidas a Flickr.
  • Almería. Como allí hay un piso del que podemos disponer sin ruborizarnos demasiado, cuando se quiere playa se va allí. Vamos, que aquí no se va a hacer turismo: es lugar para la vagancia más absoluta.
  • Barcelona. Once días altamente turísticos, de esos de levantarse temprano, acostarse tarde y en medio patearse toda la ciudad, que, por cierto, me gustó bastante. Barcelona es una ciudad bastante rara: Granada, por ejemplo, es bastante homogénea (al menos en comparación con ella), pero en Barcelona tienes el ensanche, con todo el modernismo y Gaudí y las curvas y los colorines a la vista, y en la manzana siguiente el Barrio Gótico, que es, ciertamente, gótico. Allí escribí un cuaderno de viaje que algún día tendré que escanear y poner a disposición del público. Son ochenta páginas, de las cuales la mayoría están ocupadas por dibujitos y pegatinas, pero que en una misma oración escrita por mí aparezcan bastante cerca las expresiones “escribí” y “ochenta páginas” impone.
  • Águilas. Un pueblo de la costa murciana cuyo principal atractivo es la Playa, y en el que hay otro apartamento ajeno del que disponer. Un lugar en el que desatar mi vida sexo, drogas y rock and roll, aunque apenas mojo, lo segundo es más por fardar que por intención alguna y no me dejan llevarme la guitarra porque es un piso y, como es lógico, un amplificador enchufado en un bloque de pisos no es muy ortodoxo. Aunque, en general, cuando estoy allí soy un absoluto jipi.

Bien. Ahora llega el momento cultural, porque son las dos de la mañana y en este blog vamos acordes con los horarios televisivos. Lectura: apenas un par de libros de Terry Pratchett; curiosamente, leo más cuando tengo menos tiempo (esto es, durante el curso). Paradojas del ser humano. (Los libros son, por si a alguien le interesan, El Color de la Magia, el primero del Mundodisco, y Pies de Barro, un alegato fantástico-proletario.) Ah, y V de Vendetta. Pensaba hacer una reseña, pero dejémoslo en “sublime”.

Música: este verano ha sido el Verano de los Descubrimientos Musicales de Edu. Principalmente gracias a que con Kubuntu ya tengo un P2P funcionando sin problema, he podido escuchar en mayor profundidad grupos de los que había escuchado poco pero que me habían gustado. Ahí van: Engendro, Extremoduro, Led Zeppelin, Mamá Ladilla, Pink Floyd. También, aprovechando mi estancia en Barcelona, me harté a comprar discos de los Clash y los Ramones; yo, aunque esté a favor de la legalidad de los P2Ps y todo el rollo, sigo considerando que no hay nada como un CD con su libreto. Y estoy esperando a que me manden el Privilegios de tener una ocupación inútil, de Transportes Hernández y Sanjurjo.

¿Algo más? ¿Cine? Tengo una caja con las películas más importantes de Stanley Kubrick muerta de risa, y precisamente las dos películas que más quiero ver (La Naranja Mecánica y El Resplandor) son las que menos quiero ver. Más paradojas del ser humano. Tú, el ser humano es bastante paradójico.

Pues eso, que estoy de vuelta. Supongo que con el inicio del curso tendré las suficientes cosas con las que cabrearme como para poder poner a caldo a todo Cristo y regocijarme en mi crueldad.

¿Qué he hecho?

Lunes, 03 julio 2006

Aydiosaydiosaydios quéhashechoquéhashechoquéhashecho. Te arrepentirás de esto el resto de tu existencia; te lo prometo. O igual llegas a ser un eminente científico y tienes el mundo a tus pies, y entonces te reirás en mi cara; que yo, por cierto, soy tu subconsciente, tu voz interior o como quieras llamarme. Pepito Grillo está bien.

Para colmo, de vez en cuando me pirro por la Física, y me parece que estoy entrando en una de esas fases catastróficas en las que ocurre esto último.

Curioso, irónico, extrañamente bello a su manera. Casualmente, relleno dócilemente mi solicitud de matrícula sin haber superado aún esa fase por la que a veces paso; y selecciono la casilla junto a la que reza el lema: “Itinerario II: Matemáticas B, Biología y Geología, Física y Química.” Con alegría.

Distintos motivos, aparte de mi conversión Chomsky–Hawking, me han llevado a tomar esta decisión. A saber:

  • En la UGR no encuentro, dentro de las Humanidades, ninguna carrera que satisfaga totalmente mis inquietudes intelectuales: hay filologías a granel, pero nada de Lingüística en un plano más abstracto, que es lo que a mí de verdad me interesa. Me he repasado convenientemente los planes de estudios de las filologías y son un soberano peñazo, en mi opinión. Y no entra entre mis planes emigrar para estudiar Lingüística.
  • Más como estrategia para convencerme a mí mismo, la siguiente circunstancia: en el Itinerario III (como ya se dijo en su momento, Sociales y Letras y Humanidades y demás), las asignaturas opcionales son Música, en la que este trimestre he sacado un diez, y Plástica, en la que tengo un nueve; en el II, he sacado un diez tanto en Biología y Geología como en Física y Química. Voy a lo mío.

De modo que, a no ser que en los próximos tres años cambie de opinión, cosa por otra parte bastante probable, voy a hacer la carrera de Física, después de haber hecho el bachillerato de Ciencias Naturales. Tengo el sobre con la solicitud de matrícula encima de la cama. Mañana por la mañana lo llevo. Entonces podré empezar las maravillosas posibilidades que habitan el camino de las Letras, y pasar todo el verano sintiéndome culpable. Pero entonces ya estará todo decidido: no podré hacer nada y no tendré que pensar. Qué alivio.