Lecturas de noche cerrada

¡Dios, Dios, Dios! Lecturas de noche cerrada: profundizando por los archivos de Halón Disparado a través del por todos conocido ¡Salta!, que lo lleva a uno a cualquier página de las que componen el citado blog aleatoriamente, he encontrado esta joya de la prosa moderna: Los Dinosaurios y la Biblia. Expone cómo el halo de misterio que envuelve a los dinosaurios (¿existieron?, ¿qué son esos fósiles que parecen de dinosaurios, tienen toda la pinta de ser de dinosaurios, y probablemente sean dinosaurios?) enfrenta a dos clases de científicos: por un lado a unos seres malvados que sólo creen en su leyenda particular de la que nadie tiene pruebas (bueno, sí, pero no valen porque no hay ninguna etiqueta en la huesos en los que ponga: “Dinosaurios Peláez. Desde hace doscientos cinco millones de años”), y por otro, unos científicos amables y bondadosos que saben conjugar de forma maravillosa la fe con la ciencia y hacer que todo cuanto está escrito en las Sagradas Escrituras concuerde con la realidad. Y tienen pruebas, oiga.

Anuncios

2 comentarios to “Lecturas de noche cerrada”

  1. Camarada Bakunin Says:

    ¡Gracias, oh, hados! Un blog divertido cuyo autor adora a Siniestro Total…

    (Será vigilado de cerca desde ahora: reúne varios rasgos que le hacen sospechoso de pasárselo bien.)

  2. Herenvardo Says:

    Profundamente honrado por su presencia en este humilde blog, estimado señor Camarada, y esperando que lo tengamos aquí por largo tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: