Conducta temeraria II: El día después

Hoy Edu ha pasado miedo de verdad. Lo ha atacado un pingüino que fumaba en pipa. Ha sido horrible. Ha sabido darle al botón «Reset» en el momento justo, y ha salvado con ello su vida y las de dos inocentes particiones SWAP. Por qué poco.

(Fragmento del libro Mis experiencias con Slackware, de Pérez.)

 

Anuncios

Una respuesta to “Conducta temeraria II: El día después”

  1. Al fondo a la derecha » Blog Archive » Paradero desconocido Says:

    […] Supongo que esto explica decentemente la razón por la que durante unas cuantas horas (en realidad no sé cuántas han sido, porque no me he podido conectar hasta las cinco y algo de la tarde) este mi blog, junto con todos los alojados en WordPress, no ha estado disponible. Sí, puede que os haya desagradado el haberos encontrado con que no podíais seguir en el día de hoy mis peripecias, pero yo he pasado más miedo al ver un macabro mensaje donde antes estaba mi blog diciendo que no se ha encontrado la página; me ha subido ligeramente la moral ver que todo aquel con un blog en WordPress estaba en mis mismas condiciones (esto, amigos míos, se llama sadismo) y, por último, me ha alegrado el día ver lo que arriba habéis podido leer. Esto, claro está, después de no haberme podido conectar hasta las cinco y algo de la tarde, haber sentido miedo de verdad por segunda vez en mi vida, haberme cortado afeitándome y haber constatado con amargura que éste es el último día de Semana Santa. La vida es deliciosa. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: