Destripando mi ordenador: Segunda (y por el momento última) entrega

Segundo volumen de la popular saga de fantasía computeril, en el que el sublime Pérez lleva a su máxima expresión todos los elementos que podíamos encontrar en la primera entrega y en el que, con fina ironía, relata las viscitudes de una serie de aplicaciones de Ofimática y Multimedia en el hostil mundo de Nornarin, nombre del puesto de trabajo del autor.

Al lío.

Ofimática

  • KWordProcesador de texto: KWord. Yo usaría el OpenOffice.org Writer, pero los caminos del Señor son misteriosos y un día, curiosamente, lo abrí y tenía una pinta feísima y bastante cutre, así que me puse a usar el programa que trae el KDE para lo mismo. Y aquí estoy. Además, el Writer va más lento que el caballo del malo a la hora de abrirse.
  • [Demás aplicaciones que suele traer una suite ofimática]: no gasto. No sé usar una hoja de cálculo (habéis conseguido que lo diga) y las presentaciones a mí no me sirven de nada.
  • The GimpEditor de gráficos lo que sea: el GIMP. Si hay una aplicación GTK ante la que haya que rendirse y aceptar que se come con patatas a todos los Kritas y Karbon14s que se le pongan por delante, es ésta. De todos modos, no la uso mucho, porque yo lo que es la edición de imágenes…

Multimedia

amaroKDado que yo no veo vídeos y que ya decía Platón que tradicionalmente el ámbito multimedia ha estado formado por audio y vídeo, aquí sólo puedo hablar del audio. Seis letras: amaroK. Quizá el único, o uno de los pocos programas que son los mejores en su campo y sólo están para GNU/Linux.

Bueno, que a mí no se me ocurren más categorías en las que soltar la parrafada sobre lo que uso…, se admiten sugerencias, pero por el momento la serie acaba aquí. Salud.

Anuncios

Una respuesta to “Destripando mi ordenador: Segunda (y por el momento última) entrega”

  1. Al fondo a la derecha » Blog Archive » Descubriendo nuevos horizontes Says:

    […] A esta reseña de las interioridades softwarísticas de mi ordenador le falta en la sección Multimedia mi último descubrimiento, al que he llegado por simple necesidad a la hora de ver un vídeo que yo mismo había grabado (prueba última y definitiva de mi narcisismo exagerado, pues es el único vídeo que me ha hecho buscar algo con lo que verlo). Y el agraciado es Kaffeine. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: