Archive for 28 febrero 2006

Alégrame el día

Martes, 28 febrero 2006

Estoy de puente, enamorado, aprendiendo Python y hoy hay keynote de Apple. Por supuesto, algo tenía que acabar con tanta alegría.

La Frikipedia a vuelto a abrir sus puertas. Corrijo. Ha vuelto a abrir sus puertas castrada, cuando para el caso hubiera sido mejor que siguiera cerrada, que así metía más follón. No. Ahora todos tan amigos, como si no hubiera pasado nada, pero si buscas el artículo referente a la $GAE la página te suelta en un tono muy correcto que los responsables del sitio han llegado a un acuerdo con la Mafia para quitar toda referencia no evangelizadora a ella. (Bueno, ahora mismo no, porque el efecto Barrapunto ha hecho que la página en cuestión esté ahora mismo inaccesible.)

Obvídicamente, la Frikipedia no es más que una coña marinera repartida en un millar de artículos, y porque falte uno de ellos no va a pasar demasiado. La Frikipedia no es un baluarte de la libertad de expresión (sic), como he leído por ahí, sino un cachondeo sin muchas pretensiones, pero, si lo que vamos a hacer es meternos con la $GAE, entonces la usaremos sin piedad; de lo que se trata es de echarles en cara todo lo que esté dentro de lo humanamente posible.

Pero nada, que hoy hay keynote de Apple.

Consumismo a lo bestia

Domingo, 26 febrero 2006

¡Rumores! La voz popular comienza a murmurar lo inimaginable: después de la reciente compra de Pixar por parte de Disney, Apple comprará Disney. Pero no temáis, porque tras esta catástrofe Apple será comprada por Grefusa para posteriormente encargarme yo de comprarlas a todas y convertirme en el Hombre Más Rico del Mundo®.

“Toda tu base son nos pertenecen”, respondió Ron

Sábado, 25 febrero 2006

¡Sacrilegio! ¡Blasfemia! ¡Herejía! ¡Que les corten la cabeza! Que los de Salamandra hayan traducido Mollywobbles como “Flancito mío”, obviando el nombre de Molly, pase. Pase también que al pobre U-No-Poo lo hayan pasado al cristiano como “Lord Kakadura”, eliminando así toda semejanza con You-Know-Who, y que lo que exclame la señora Weasley al contemplar el cartel en el que esto está escrito no sea “¡Los asesinarán en sus camas!” sino “¡Esto les costará la vida!”, que suena menos bestia. También trago el hecho de que hayan quitado a Slughorn de enmedio cuando han traducido el Slug Club como el “Club de las Eminencias”, e incluso que hayan puesto “Ro-Ro” en lugar de Won-Won. ¡Pero que hayan hecho algo tan cutre como pasar al castellano algo como Phlegm para dejarlo en un simple “Flegggrrr”, que son sólo muchas ges y muchas erres, no lo perdono a no ser que reciba una jugosa compensación económica ingresada en un banco suizo!

Por el bien de la Humanidad

Viernes, 24 febrero 2006

A la $GAE se le ha visto el plumero de mala manera: Farré, ese tío tan simpático que nos cae a todos tan bien, dice que van a cobrar un canon a Apple por los iPod y, lo mejor, que van a estudiar cobrarlo también por ordenadores, PSPs y otros gadgets si ven que el mercado crece. En cristiano: vamos a ver si podemos pillar cacho y, si podemos, lo haremos.

(Vía Microsiervos.)

¡Jo, qué potra!

Miércoles, 22 febrero 2006

Ayer terminé de ver La vida de Brian. Estaba bien.

Bueno, vale, estaba más que bien: estaba genial, sublime, apoteósica. Divina de la muerte. Lo que no entiendo es por qué en los sitios en los que miré después de terminar de ver la película todo el mundo se quejaba de que los marcianos están fuera de lugar. ¡Blasfemia! ¿Quién sería el hereje que se atreviera a quitar la escena más absurda, surrealista y, bueno, sí, ¿por qué negarlo?, fuera de lugar de mi historia del cine particular?

La cosa es así: Brian, perseguido por una legión de romanos enfurecidos, sube a lo más alto de una torre, desde la cual se precipita hacia el suelo; justo antes de llegar a éste, es rescatado por una nave espacial que se lo lleva más allá de la atmósfera, donde se enfrenta con una nave enemiga a cañonazo limpio. Mientras esto ocurre, Brian mira atónito a los dos marcianos que hay al volante: dos seres viscosos de color morado con dos enormes ojos saltones y una sonriente boca con los labios pintados, ambos muertos de risa. Cuando regresan al planeta Tierra, y tras una piña considerable en mitad de la ciudad, Brian sale de entre los restos de la nave. “¡Jo, qué potra!”, exclama un tío que pasaba por allí.

Esto…, ¿sabe si está lloviendo ahí fuera?

Martes, 21 febrero 2006

El dinero es mejor que la pobreza, aun cuando sea sólo por razones financieras.

(Woody Allen.)

Felinidades

Domingo, 19 febrero 2006

Estaba yo hoy mirando en la Wikipedia el artículo sobre el Mac OS X cuando me ha asaltado la duda: ¿cómo se llamarán las siguientes versiones del coso este? ¿Tendrán una reserva de nombres felinos para proveerse en los años venideros? ¿Tendrán acaso que recurrir al ligre o al tigón?

(Advierto: en mi vida he usado un Mac OS X, ni Y, ni Z, ni nada. Lo único que he tenido jamás de Apple ha sido un iPod nano. Esto en principio no sería impedimento para hacer publicidad descarada, pero juro por Azazoth que aquí nadie me ha pagado nada. Esto tampoco quiere decir que en el futuro no acepte ofertas. Avisados estáis.)

Hasta ahora han salido las versiones Cheetah, Puma, Jaguar, Panther y Tiger, y ya están confirmados los nombres de las dos siguientes: Leopard (en desarrollo) y Ocelot (sin ni el huevo hecho todavía). Aparte de éstos, Apple también ha registrado los nombres Lynx y Cougar, que lo normal sería que fueran los apellidos de las siguientes versiones del Mac OS X.

A partir de aquí los caminos son misteriosos. He hecho una lista de nombres felinos que sería aceptable ver en una caja en un sitio donde vendan cosas de informática y que no provocaran la risa automática: Caracal, Serval, Morgay (bueno, vale, este sí que tiene su gracia) y Manul (bueno, vale, son para tirarse al suelo de la risa). Hay también otro nombre potencial tan raro que hace pensar en una Sid de Debian o en una Grumpy Groundhog de Ubuntu: Kodkod.

Y lo mejor de todo es que aún quedan dos nombres obvios sin usar: Lion y Cat. Por alguna extraña razón que escapa a mi entender y que debe alojarse en las secretas profundidades de mi subconsciente, sospecho que esta última debe ser la última versión del Mac OS X, antes del Mac OS 11, si es que Apple no se ha extinguido ya en el dos mil diecitantos.

Houston, tenemos un problema

Sábado, 18 febrero 2006

El jefe de policía de Houston propone instalar cámaras de vídeo en domicilios privados. Cualquiera duda de sus buenas intenciones, sobre todo por el hecho de que no haya dicho nada sobre poner una de esas cámaras en su casa: yo también quiero ser jefe de policía. Ah, y un pobrecito hablador se me ha adelantado en el: “Esto se parece a 1984” que tenía preparado para cuando se presentase la mínima ocasión.

$GAE Strikes Back

Jueves, 16 febrero 2006

—¡Coño, Pedro, que ya casi ni se te ve por los juzgados!
—Ya ves, hombre, es que después de aquel atracón a demandas a diestro y siniestro que nos pegamos, todo el santo día en la portada de Barrapunto, no le quedan a uno ganas de nada…
—Pero veo que hoy has vuelto a salir por la prensa llamando de todo a la gente que utiliza su derecho a la libertad de expresión.
—Sí, es que hace ya un par de semanas que pasó todo el follón de la Frikipedia, y la última palabra la puso la chusma. Y eso no puede ser. Yo siempre tengo que tener la última palabra.
—Bueno, es que sólo lo he mirado de reojo. ¿Qué les has dicho, más o menos?
—Pues nada, que son un grupo no amplio de internautas, sin un mínimo rigor intelectual, cuatro personas que odian nuestra organización, porque es eficaz defendiendo los derechos de sus socios. Es más o menos una remezcla de aquello de Teddy de los pendejos electrónicos, no sé si te acuerdas…
—Sí, sí, ya.
—Bueno, y de paso he aprovechado para meterme con la gente que usa Linux, porque es un movimiento alternativo, y aquí de gente contra la corriente nada. Aquí todos como borregos, por Dios, que si no, ¿de dónde sacamos nosotros la pasta?
—Claro, claro.
—Bueno, tú, que me voy, que tengo que ir a robar caramelos a los niños. Hasta luego.
—Hasta luego, hombre, ya me contarás como te ha ido.
—Eso, adiós.

“All my base are belong to you”

Martes, 14 febrero 2006

Bien, hoy que es San Ign Valentín (¡arghh!, ¡puagjj!) voy a meter por aquí el poema romántico más geek de la historia (o el poema geek más romántico de la historia, a gusto del consumidor). Tenía ganas de ponerlo, pero hasta hoy no he encontrado una buena excusa para que venga a cuento.

Roses are #FF0000,
violets are #0000FF;
all my base
are belong to you.

Lo vi por primera vez hace algún tiempo en una camiseta de ThinkGeek. Y sí, parece que los claveles que iban para mí se han extraviado en algún lugar.