Archive for 30 enero 2006

Conspiración judeo-masónica comunista en contubernio con el terrorismo rojo

Lunes, 30 enero 2006

Última hora: Microsoft y Google planean confabulación judeo-masónica contra la propiedad intelectual. Esto ha declarado el señor Pedro Farré, que, como es obvio, es un barrapuntero de pro que está al corriente de las últimas tendencias en la red (Microsoft = malo, recuérdese). Bueno, sólo hace falta esperar a que el CEO de Microsoft, don Richard Stallman, salga a decir algo en su favor, que desde que el verano pasado se le pasó por la cabeza una idea a la que llamó “copyleft” para acabar con la industria, no hay quien le aguante. Panda de frikis comunistas…

Oh, es tan hermoso…

Viernes, 27 enero 2006

Por fin, después de toda una tarde buscando y tras haber incluso preguntado en el libro de visitas de Siniestro Total, he encontrado lo que tenía perdido: el poema que escribió San Luis en la parte de atrás del vinilo (mentira, de la carpeta) de Bailaré sobre tu tumba, de Siniestro, claro, porque para qué voy a preguntar en un sitio sobre ellos acerca de un poema en la parte de atrás de un disco de los Clash.

La historia es que San Luis, que era el encargado de hacer la portada del LP, tras escuchar la canción que da título al álbum (que no es otra que Pajaritos por aquí, como probablemente ya habréis deducido del texto) quedó tan impresionado que decidió escribir un poema plagiándole el nombre. Y hoy, en cierto momento, he estado en una situación (mentira, he pensado en una situación mientras me hallaba en otra ligeramente relacionada) en la que he pensado: “¡Coño, si esto es como en el poema aquel!”

Así que me han entrado unas ganas asesinas de volver a leérmelo, e, inocente de mí, he pensado que sería fácil encontrarlo. Al final lo he localizado en, mira tú por dónde, un comentario en el blog del mismo autor de Bilo y Nano (lo que confirma mi teoría que alguna vez revelaré al mundo), y la cosa va así:

Bailaré sobre tu tumba,
donde escondes postergado
el cariño que me has dado
y ahora tildas de locura.

Bailaré en el más macabro
retroceso del recuerdo,
por los delirios del tiempo
que a tu amor he consagrado.

Bailaré siempre en tu mente,
en otros brazos: ¡perjura!,
¡mariposa incoherente!

Y más allá de la duda,
retornados dulcemente…,
bailaremos en tu tumba.

Muy romántico y muy hermoso todo, sí. Ah, por cierto, mi teoría es que, si buscas cualquier cosa relacionada con los siguientes campos: esperanto, GNU/Linux, Siniestro, etc. tendiendo a friki, siempre encontrarás algo relacionado con cualquiera de las otras cosas. Conclusión: cada día somos más, nena.

Evangelizando el mundo

Miércoles, 25 enero 2006

Esta mañana/tarde al volver del instituto he vuelto a comprobar que en mi buzón no había ninguna carta anunciando ningún paquete que hubiera que recoger en ningún sitio a ninguna hora en especial, aunque tampoco esperaba lo contrario, ya que la compañía recibió el pedido de mis treinta Ubuntus para PC a 32 bits el día 28 de diciembre (curiosa fecha para ponerse a hacer cosas de éstas, por cierto) del año pasado, y, según la página web de la distro, éstas tardarían entre cuatro y seis semanas en llegar.

Por supuesto, cuando he entrado en casa me he encontrado sobre el arcón un paquete con el simbolito de Ubuntu, ya que si no este post no habría venido a cuento. He pegado un aullido troglodita con la puerta, por desgracia, aún cerrándose, y creo que lo ha debido oír quien no debía. El paquete parecía achatado por un lado (desde donde yo estaba, por la derecha; ahora bien, si hubera entrado por la ventana de la cocina, lo estaría por la izquierda), así que me he temido lo peor, pero una vez abierto no ha presentado inconvenientes: todo en cuasibuen estado.

La carpeta en la que viene cada pareja de CDs (un Live CD y uno de instalación, los dos abrazaditos en actitud tierna como buena pareja) es bastante vistosa, con sus colorines y las mismas fotos invitando a la fraternidad que aparecen en la página web, aunque le faltan un par de luces de neón. De momento sólo he probado a instalar en Windows el software libre que venía en el Live CD para dicha platafórmida, uséase el Firefox, el OpenOffice y el Gaim, y a arrancar con dicho disco, que aunque para iniciarse va más lento que el caballo del malo luego avanza con soltura cual corcel veloz.

El menú en el que seleccionas (si quieres, si no, no) las aplicaciones para Windows que quieres instalar está en inglés, al igual que las aplicaciones mismas; y el Live CD en principio está en español, aunque cada dos por tres son seis te encuentras con algo en zulú, quiero decir, en inglés. Supongo que esto será cosa del Live CD, y que cuando te instalas el sistema en el disco duro está todo en español, aunque aún no he tenido tiempo para hacerlo.

Preinstalados sin pecado concebido sólo vienen los paquetes justos y necesarios, es decir, uno para cada cosa: un navegador, un gestor de correo electrónico, un sacacorchos. Luego te puedes sacar del CD unos cuantos más, y también actualizarte el sistema por Internet, ya con una cantidad de paquetes bestial.

Mañana me llevaré cinco o seis discos (mentira, diez o doce, que van de dos en dos) al instituto, y me buscaré algún folleto sobre GNU/Linux para repartirlo junto con ellos, y así evangelizar el mundo un rato. Y el dilema es: ¿distribuyo gratuitamente mis treinta Ubuntus como buen samaritano o las cobro a veinticuatro céntimos la unidad?

Actualización a día del Señor de 26 de enero: he subido unas cuantas fotos de la caja y de los CDs a Flickr, las cuales expongo a continuación:
La Caja

La Caja en la Que los Ubuntus Venían, algo esfonciada por el lado derecho para ti que esto lees, o por el izquierdo desde el punto de vista de los papeles.

Todas ellas mostrándose

Todas las Ubuntus mostrándose en su plenitud, fardando de que son veintisiete y tú sólo uno (dado que en el momento de hacer la presente foto ya había repartido por el mundo tres de ellas).

La portádila

La portada, con la gente cogida de la mano en un símbolo de fraternidad universal, de amor…, de Ubuntu, vamos.

La contaportálida

Un texto muuuy largo en el que te explican que con Ubuntu puedes navegar por internet y revisar tu correo electrónico (y más cosas, claro, que no van a ser todas esas líneas dedicadas a sólo eso).

Los dos discos hermanos

El Install CD y el Live CD, uno junto a otro, como dos partes de un todo, como hermanos. El Live CD está torcido.

El canto del gallo

Y hete aquí el armonioso canto de la carpeta, un poco desafinado, es decir, desenfocado, eso sí. La teoría dice que ahí pone: “Ubuntu · linux for human beings”, y al otro lado: ”Version 5.10 for your PC.”

Esto es Microsoft

Lunes, 23 enero 2006

Esto es Microsoft. Tenía que decirlo. Sí, lo que ha dicho la señora de la segunda fila, es más viejo que el Santo Copón Bendito, pero es que hoy, por alguna razón, me he puesto a buscar cosas sobre este señor, y me he encontrado con este video por el cual ya desde hace algunos tiempos tenía cierta intriga. Y sí, es como para tener pesadillas. Si no con el baile del mono en sí, sí al pensar en el hecho de que eso que salta y suda dirige la empresa que gobierna las vidas de todos nosotros, excepto un par de frikis comunistas.

El destino también me ha llevado a las numerosas e intelectuales citas de este gran pensador que es Ballmer en Wikiquote, de entre las cuales las más profundas de ellas todas paso a exponer a continuación:

  • Developers! Developers! Developers! Developers! Developers! Developers! Developers! Developers! Developers! Developers! Developers! Developers! Developers! Developers! (En una conferencia sobre developers.)
  • ¡Voy a matar al puto Google! (Al tiempo que arroja una silla contra la pared. Poco tiempo después de esto comenzarán los primeros síntomas de su inminente Alzhéimer, al no acordarse de nada de lo que pasó aquel día semanas más tarde.)
  • [GNU/]Linux es un cáncer que ataca por sí mismo en lo referente a la propiedad intelectual a todo aquél que lo toca. (Haciendo gala de su espectacular dominio de la metáfora y el ahumado.)

Bueno, en lo que a mí respecta sólo tengo una cosa que añadir: Developers! Developers! Developers!

¡Piratería! ¡Piratería! ¡Piratería!

Sábado, 21 enero 2006

¡Por todas partes! ¡La veo! ¡Estamos rodeados! Estas son principalmente las razones que ha dado Salamandra para cambiar el título del último libro de Harry Potter en su edición española de El Príncipe Mestizo a El Misterio del Príncipe, sus colores de verde a negro, su portada de una a otra y su contenido de una novela de Harry Potter a un libro de cocina. Pero bueno, todo sea para que la corrupción no se apodere de nosotros…

Apocalipsis ahora

Viernes, 20 enero 2006

El Fin del Mundo se acerca, señores. Me atrevería incluso a afirmar que es el Apocalipsis lo que se viene. Konika Minolta se va al carajo. Adobe y Macromedia se fusionan. Google se pasa al Lado Oscuro y Apple, a los Intel. Microsoft hace una buena acción, aunque todo sea una comedia. Y, claro, Barrapunto ya no es lo que era.

(De un comentario en Barrapunto.)

¡Yeeepa! ¡Corderaaa! ¡Comostás de bueeenaaa!

Jueves, 19 enero 2006

Repasándome todos los números de la Tira Ecol desde enero de 2001 hasta aquí (mentira, hasta septiembre del año pasado), ya que he llegado un pelín tarde a la afición, me he encontrado casualísticamente con el piropo más geek que se le puede decir a una chica: “¡En esas piernas cabe el código del Emacs en Courier 12!” (Dicho por el robotito cuando le meten un Athlon, es decir, en esta tira.)

Haciendo el bien

Martes, 17 enero 2006

Vía Barrapunto: Microsoft hace públicas tres licencias libres. ¡Oh, no!, ¿a quién le vamos a echar ahora la culpa de todo (aparte de a Yoko Ono)? ¿Quién será ahora la Bestia Negra?

Vale, todos sabemos que lo que Microsoft quiere en realidad es que Richard Stallman los invite a su cumpleaños, además de hacerse los simpáticos con todo Dios y que parezca que han inventado el software libre, aparte del escritorio moderno, el ratón y las maquinillas de afeitar eléctricas. Pero bueno, yo no me trago nada hasta que no liberen el código de ese videojuego tan aburrido llamado Windows Vista.

El regreso del hijo del zombie Paco

Lunes, 16 enero 2006

Como por fin he vuelto a tener mi SuSE funcionando, aunque con todas mis novelas, relatos, poemas, trilogías y fotos guarras perdidas, ya que no pude acceder al disco duro antes de reinstalar el sistema por completo, voy a festejarlo bebiendo champán hasta hallarme en condiciones de escribir estas cuantas cosas que hoy me han llamado la atención, sin incluir al kiosquero de mi barrio:

Sea lo que sea, yo no he sido

Domingo, 08 enero 2006

Como habréis podido notar, llevo ya cinco días (8 – 3 = 5) sin escribir una sola línea por estos lares. Seguramente os hayan intentado dar muchas explicaciones vuestros vecinos y familiares, pero habéis de saber que son todas ellas falsas: la auténtica razón de esta interrupción es que la CIA, en un desesperado intento de limitar el alcance de mis controvertidas opiniones, me ha instado mediante múltiples mensajes subliminares a ocupar el poco espacio que me quedaba hasta hace pocos días en mi disco duro, de modo que ahora no tengo ni siquiera memoria temporal y no puedo, por tanto, ni tan sólo iniciar una sesión en él. Pero, con un poco de trabajo duro y buena fe, tened por seguro que conseguiré que mi padre solucione el problemilla, alentado por mis críticas y quejas. Hasta entonces, os aconsejo quedaros en vuestras respectivas camas y hacer voto de castidad a mi nombre.