Evangelizando el mundo

Esta mañana/tarde al volver del instituto he vuelto a comprobar que en mi buzón no había ninguna carta anunciando ningún paquete que hubiera que recoger en ningún sitio a ninguna hora en especial, aunque tampoco esperaba lo contrario, ya que la compañía recibió el pedido de mis treinta Ubuntus para PC a 32 bits el día 28 de diciembre (curiosa fecha para ponerse a hacer cosas de éstas, por cierto) del año pasado, y, según la página web de la distro, éstas tardarían entre cuatro y seis semanas en llegar.

Por supuesto, cuando he entrado en casa me he encontrado sobre el arcón un paquete con el simbolito de Ubuntu, ya que si no este post no habría venido a cuento. He pegado un aullido troglodita con la puerta, por desgracia, aún cerrándose, y creo que lo ha debido oír quien no debía. El paquete parecía achatado por un lado (desde donde yo estaba, por la derecha; ahora bien, si hubera entrado por la ventana de la cocina, lo estaría por la izquierda), así que me he temido lo peor, pero una vez abierto no ha presentado inconvenientes: todo en cuasibuen estado.

La carpeta en la que viene cada pareja de CDs (un Live CD y uno de instalación, los dos abrazaditos en actitud tierna como buena pareja) es bastante vistosa, con sus colorines y las mismas fotos invitando a la fraternidad que aparecen en la página web, aunque le faltan un par de luces de neón. De momento sólo he probado a instalar en Windows el software libre que venía en el Live CD para dicha platafórmida, uséase el Firefox, el OpenOffice y el Gaim, y a arrancar con dicho disco, que aunque para iniciarse va más lento que el caballo del malo luego avanza con soltura cual corcel veloz.

El menú en el que seleccionas (si quieres, si no, no) las aplicaciones para Windows que quieres instalar está en inglés, al igual que las aplicaciones mismas; y el Live CD en principio está en español, aunque cada dos por tres son seis te encuentras con algo en zulú, quiero decir, en inglés. Supongo que esto será cosa del Live CD, y que cuando te instalas el sistema en el disco duro está todo en español, aunque aún no he tenido tiempo para hacerlo.

Preinstalados sin pecado concebido sólo vienen los paquetes justos y necesarios, es decir, uno para cada cosa: un navegador, un gestor de correo electrónico, un sacacorchos. Luego te puedes sacar del CD unos cuantos más, y también actualizarte el sistema por Internet, ya con una cantidad de paquetes bestial.

Mañana me llevaré cinco o seis discos (mentira, diez o doce, que van de dos en dos) al instituto, y me buscaré algún folleto sobre GNU/Linux para repartirlo junto con ellos, y así evangelizar el mundo un rato. Y el dilema es: ¿distribuyo gratuitamente mis treinta Ubuntus como buen samaritano o las cobro a veinticuatro céntimos la unidad?

Actualización a día del Señor de 26 de enero: he subido unas cuantas fotos de la caja y de los CDs a Flickr, las cuales expongo a continuación:
La Caja

La Caja en la Que los Ubuntus Venían, algo esfonciada por el lado derecho para ti que esto lees, o por el izquierdo desde el punto de vista de los papeles.

Todas ellas mostrándose

Todas las Ubuntus mostrándose en su plenitud, fardando de que son veintisiete y tú sólo uno (dado que en el momento de hacer la presente foto ya había repartido por el mundo tres de ellas).

La portádila

La portada, con la gente cogida de la mano en un símbolo de fraternidad universal, de amor…, de Ubuntu, vamos.

La contaportálida

Un texto muuuy largo en el que te explican que con Ubuntu puedes navegar por internet y revisar tu correo electrónico (y más cosas, claro, que no van a ser todas esas líneas dedicadas a sólo eso).

Los dos discos hermanos

El Install CD y el Live CD, uno junto a otro, como dos partes de un todo, como hermanos. El Live CD está torcido.

El canto del gallo

Y hete aquí el armonioso canto de la carpeta, un poco desafinado, es decir, desenfocado, eso sí. La teoría dice que ahí pone: “Ubuntu · linux for human beings”, y al otro lado: ”Version 5.10 for your PC.”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: